Síntomas y tratamiento de la Ansiedad

Síntomas y tratamiento de la Ansiedad

La Ansiedad es una emoción necesaria para la supervivencia de la especie humana, ya que, como todas las emociones, nos avisa de lo que sucede a nuestro alrededor con el fin de huir o luchar si se trata de un peligro, o acercarnos y relacionarnos si, por el contrario, se trata de algo de nuestro interés. El problema es que a veces la ansiedad se dispara ante una situación que objetivamente no es peligrosa, y, sin embargo, nos cuesta mucho trabajo controlarla, ¿por qué nos sucede esto?.

En nuestros orígenes como especie, solo los sentidos nos bastaban, nuestra mente asociaba las emociones a cosas reales, por ejemplo, si pongo la mano en el fuego siento dolor y, por lo tanto, el fuego es peligroso; sin embargo, nuestro cerebro desarrollado actual no diferencia el fuego (peligro objetivo) de un evento social (situación objetivamente no peligrosa para la integridad física) y nos puede llegar a provocar la misma emoción. Esto sucede porque muchas veces, las emociones vienen originadas por los pensamientos o interpretaciones que hacemos de las situaciones y no de los hechos por sí solos, y como lo que sentimos sigue teniendo mucha fuerza sobre nosotros, ¿cómo no va a estar pasando lo que estoy pensando si me estoy sintiendo de esta forma?.

Como todas las emociones, la ansiedad necesita ser atendida y expresada, ya que si esto no sucede la ansiedad se acumula en nuestro interior originando problemas que pueden ser de origen físico (contracciones musculares, dolores en articulaciones, dolor de cabeza, …) y/o de origen psicológico (miedos irracionales o fobias, pensamientos negativos recurrentes u obsesiones, estado de ánimo depresivo, irritabilidad, …). Si esta emoción es desatendida durante un periodo prolongado, puede dar lugar a la aparición de algún/os trastorno/s psicológico/s.

Los primeros síntomas de la ansiedad pueden ser, sudoración en las manos, palpitaciones o taquicardia, dolor en el pecho, necesidad de ir al baño muy a menudo, enrojecimiento de la piel, cambios en el estado de ánimo, sensación de mareo, aumento o disminución del apetito con subidas o bajadas de peso, manías irracionales que dificultan la vida de la persona, apatía, estado de tensión constante, dificultades de atención y concentración, malestar constante, incapacidad para disfrutar, etc.

Para el tratamiento de la ansiedad es importante abordarla lo antes posible para que la recuperación sea rápida y la persona aprenda a prevenirla en el futuro. Si por el contrario la persona presentara un nivel de ansiedad muy alto con algún trastorno psicológico el proceso sería algo mas laborioso y duradero pero el resultado sería el mismo. Lo que es fundamental es que la persona afectada se comprometa y trabaje con el terapeuta en su recuperación. En el Centro de Psicología Integral MC, utilizamos una serie de técnicas cognitivo-conductuales para abordar los pensamientos y conductas problema, y técnicas emocionales para aprender a manejar la ansiedad. Si este es tu caso y quieres mejorar contacta con nosotros, estaremos encantados de atenderte.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.